preloader
preloader
logo
 Problemas de salud mental en equipos de trabajo ¿Qué hacer?

Problemas de salud mental en equipos de trabajo ¿Qué hacer?

Cambio y adaptación

Los niveles de estrés, ansiedad y depresiones se han incrementado en los últimos meses según la Organización Mundial de la Salud expuestos en sus recientes estudios.

Esto no solo se debe a las consecuencias producidas por el covid sobre la salud, sino también en relación a las alteraciones de las rutinas laborales.

La modalidad home office se ha impuesto en muchas áreas, donde los trabajadores debieron adaptarse al trabajo virtual que incluso se excede de los horarios fijos establecidos.

Pero no todas las personas lo han experimentado de la misma manera, muchos se han sentido afectados y suelen no confesar su malestar por temor a que los perjudique.

¿Cómo identificar problemas de salud mental en equipos de trabajo?

Normalmente los colaboradores no son capaces de admitir tener algún tipo de problema psicológico o de hábitos en los grupos de trabajo, dado que temen que sea considerado debilidad.

Sin embargo, existen determinadas señales que dan cuenta de si un trabajador está sufriendo algún tipo de afección, que le impida o dificulte el desarrollo de las tareas habituales.

Algunos indicadores que pueden advertir la situación son: la falta de disposición para realizar las tareas, un cambio repentino de carácter, actitudes defensivas o cualquier forma de irritabilidad laboral.

Asimismo, otro signo que manifiesta el problema es el deterioro físico: cambios en el aspecto visual, aumento o pérdida de peso, entre otros.

Esto suele estar relacionado con cargas importantes de estrés que afecta el día a día de los colaboradores.

Cómo contribuir a su mejoramiento

Los lideres de equipos de trabajo deberán considerar algunos puntos para contribuir al mejoramiento:

Permitir la desconexión: largas horas de regularidad en línea produce que se eleve el estrés y el cansancio de trabajar bajo presión constante.

Liderazgo horizontal: mantener la relación entre pares, enfocándose en el trabajo conjunto y consolidando un equipo sólido, como si se tratara de eslabones de una misma cadena para su correcto funcionamiento.

Comunicación: es importante tener una comunicación fluida en el equipo y estar al tanto de las novedades, sin entorpecer los espacios de descanso.

Programas de salud: determinados espacios de reflexión brindan apoyo de manera indirecta, como lugar en donde emergen inquietudes y se depositan cargas a liberar.

Desayuno de trabajo: antes de comenzar la jornada, impulsar una charla previa del equipo para valorar las expectativas y las necesidades de los colaboradores.

Capacitación en situaciones complejas: son necesarias para dar recursos a los trabajadores, con el objetivo que puedan manejar los conflictos y aprender acerca de la inteligencia emocional.

Como se ha observado, los problemas de salud mental en los equipos de trabajo pueden detectarse desde el compañerismo y la convivencia. Los líderes, a partir de pequeñas acciones, podrán contribuir al mejoramiento de las dificultades y en consecuencia, al proceso laboral en cuestión.

By Lic. Maria Soledad Luna

Abrir chat
Consultanos en vivo
¡Hola! 👋
¿En qué podemos ayudarte?