Inteligencia artificial y sus límites en el trabajo


Inteligencia artificial y sus límites en el trabajo

Sobre la inteligencia artificial

Mucho se comenta en estos días de nuevos recursos para el mundo laboral, que no se tratan de seres humanos, si no de softwares de información y comunicación: la llamada «inteligencia artificial».

La robótica ha crecido a pasos agigantados en los últimos años y sus objetivos tecnológicos se enfocan a intervenir cada vez más espacios, en donde se presumen útiles.

Asistentes digitales, como Alexa de Amazon, una máquina basada en algoritmos y programaciones determinadas -capaz de cumplir múltiples funciones- intentan acaparar el mercado tanto para la comercialización como para la expansión cultural.

La industria automotriz

El primer ámbito laboral en incorporar inteligencia artificial ha sido la industria automotriz, la cual no ha podido completar su flota de trabajadores robots en su totalidad.

Desde el comienzo, la maquinaria capaz de cumplir múltiples roles en el trabajo de fabricación de automóviles, se ha incorporado en funciones especificas, mientras que para muchas otras continua siendo necesario el recurso humano como calificado.

Los mecánicos y líderes de trabajo han sido y continúan siendo imprescindibles para el funcionamiento del mecanismo y desarrollo de todas las actividades de las fábricas.

El chatbot en solitario

El chatbot es uno de los elementos más demandados en inteligencia artificial en el mundo laboral actual, sobre todo en ámbitos corporativos y empresariales.

Se trata de una aplicación diseñada para responder dudas de los clientes a través de la respuesta automatizada.

Durante la pandemia, ha crecido la compra de este tipo de software, a los fines de reducir gastos en materia de recurso humano, en lo que refiere a la atención al cliente de manera online.

¿Pero hasta dónde puede ser eficiente utilizar el chatbot en solitario?

Sin dudas, una de las grandes imposibilidades que presenta el chatbot es la limitación de respuestas que se le puede dar al cliente, interesado en resolver sus dificultades.

Al contestar solo las preguntas que han sido programadas, muchas de las posibles dudas quedan inconclusas generándole malestar.

Por ello siempre será necesario complementar este tipo de tecnologías con la atención personalizada por parte de un recurso humano real.

La atención al cliente perfecta

Las personas en su presencia física como virtual, continúan siendo muy importantes en los ámbitos laborales, sobre todo en determinadas áreas como es la de atención al cliente.

Frente a la robótica, las cualidades de las personas referidas a la capacidad de respuesta, la creatividad de las acciones, la elaboración de mejoras y resolución de conflictos, siguen presentándose como imprescindibles.

También es cierto que el recurso humano demandado en el mercado de trabajo es cada vez más el calificado y formado, lo cual constituye una gran competencia cuando se deben cubrir los puestos.

En ese sentido, trabajos como el de las secretarias virtuales continúan en ascenso, ya que es la combinación perfecta de tecnología-capital humano calificado y a su vez son autónomas.

La atención al cliente debe ser perfecta, una escucha ejercitada capaz de resolver todas las dificultades y los requerimientos de sus clientes.

inteligencia artificial

La inteligencia artificial continúa estando limitada para ciertas funciones laborales, que necesitan del accionar humano para lograr un funcionamiento óptimo en cada una de las áreas comprometidas.

By Lic. Maria Soledad Luna

+ There are no comments

Add yours